Apuesta por la iluminación LED para ahorrar en el hogar

iluminacion-led

¿No consigues que tu factura de luz baje de precio? Quizá es porque todavía sigues con las bombillas tradicionales. En este artículo vamos a darte una serie de razones para que te pases a la iluminación LED y empieces a ahorrar en tu factura de luz. Además te revelamos qué tipo de tarifas pueden ayudarte a disminuir tu gasto mensual en electricidad.

Revisa tu tarifa eléctrica

Antes de hablar de las ventajas de la iluminación LED en detrimento de las bombillas incandescentes o halógenas, es necesario que hablemos sobre la importancia de haber contratado una tarifa de luz favorable. La realidad respecto al mercado eléctrico es que no existe una “tarifa de luz más barata” para todo el mundo. Cada persona tiene una rutina de vida diferente y, por lo tanto, una necesidades distintas. Por ejemplo, con una tarifa de discriminación horaria puedes ahorrar si concentras tu consumo durante la noche. Existen empresas que ofrecen esta tarifa como Iberdrola o Endesa en Valencia con puntos de atención al cliente, donde puedes ser atendido por su servicio al cliente en persona. 

Por otro lado, Viesgo, Iberdrola y Endesa ofrecen tarifas que pueden ser más favorables hacia el usuario, como Tarifa One luz Nocturna de Endesa. Por ello cuanta más información tengamos mejor podremos elegir cuál es tarifa que más nos conviene. 

El ahorro energético empieza por LED

Existen múltiples razones para cambiar las bombillas tradicionales por LED (Diodo Emisor de Luz). A continuación vamos a enumerarte con más detalle estas ventajas:

  • Ahorro energético: Las bombillas LED consumen un 80 % menos de energía que las luces tradicionales. Sin embargo muchos todavía desconocen que esto se trata de una realidad.
  • Duración: las bombillas LED consiguen una iluminación más eficiente, comparada con el resto el bombillas, aunque cueste verlo, ya que la inversión final es más cara. La duración media de una bombilla LED es de 14 años.
  • Más ecológica: reduce las emisiones de CO2 y no contiene ni mercurio ni tungsteno. Además, su consumo energético es 10 veces menor que el de las bombillas tradicionales. 
  • No genera calor: las bombillas tradicionales perdían el 80% de la luz que producen generando calor, al contrario de lo que ocurre con una bombilla LED. 
  • Reducción del importe de la factura: Supone un ahorro importante, ya que consume un 85% menos en la factura de luz. Esto supondrá un ahorra de entre 50 y 275 euros comparado con la bombillas incandescentes.
  • Resistente: puede resistir mucho mejor las temperaturas extremas que la bombilla tradicionales, además de aguantar ambientes húmedos y adversos. También puede aguantar mejor un sinfín de ciclos de encendido y apagado. 
  • Fidelidad de colores: sus diferentes tonalidades, ya sea en tonos fríos o cálidos, se adaptan mejor a diversos ambientes y reproduce los colores con mayor fidelidad.

¿Quieres saber más sobre las ventajas de la iluminación LED? Consulta este artículo para conocer más sobre el tema y empieza a ahorrar en tu factura de luz. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *